Punto y final al Monzón Élite Camp 2017

20429616_1532767886785286_6297442884712123383_nRodrigo Alvira repasó en la charla de la tarde del viernes un puñado de consejos para, además del trabajo físico, tener el cuerpo en las mejores condiciones (estiramientos en las sesiones, antes del descanso nocturno, etc…). Pero el juego exige algo más que mejora física y técnica. Hay un componente de pasión (te ha de gustar, para darle sentido a todo tu trabajo diario y a tus planes a medio y largo plazo) y otro de emoción (de alguna forma te ha de divertir, individual y colectivamente, y es el carburante que mantiene en marcha eficiente a tu motor). Rodrigo se los explicó apoyado en su propia experiencia en USA. Un enfoque inadecuado te lleva a la ansiedad.
Monzón Élite Camp guardó para las últimas sesiones la liga de triples de la que ya dimos cuenta ayer (más de 3000 intentos en una hora, unos 150 por jugador, en series intensas de minuto y cuarto, rozándose un total de 800 canastas, cifra interesante considerada en su conjunto) y la “gozadera” de las matinales de sábado, en la que se compite en 3c3, con más disfrute y buscando sensaciones que exigencia técnica. Aunque escondidos dentro del juego se pueden detectar múltiples detalles mejorados durante la semana. En las fotos os veréis todos los tríos y el podio de los cuatro mejores. Físico, técnica, pasión y emociones, una ensalada genial para el calor, nutritiva y adecuada para todas las edades.
Tras tantas horas de convivencia continuada el peor momento siempre es la despedida y el hasta pronto. La necesidad de llenar el vacío posterior es exactamente lo mismo que siente el que persigue una aventura deportiva y consigue sus objetivos. A los jugadores y jugadoras pronto les ayudará empezar a pensar en la próxima temporada (Ligas EBA, nacionales, la vista puesta en los Campeonatos de España, provinciales, etc…), pero a los equipos técnicos que durante cinco semanas han disfrutado intentando ayudar a ser mejores a las cinco docenas largas de jóvenes les va costar algo más. Los equipos y las temporadas son otra cosa. En los Campus todo está exagerado, concentrado, lanzado a la velocidad de la luz. Los momentos con magia hacen olvidar pronto a los frustrantes, y todo el mundo se ayuda para estar todos mejor. Solo queda pensar ya en preparar el próximo verano, que llegará antes de lo que nos pensamos. Nos vemos.


Guillermo Uguet
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: