La entrevista de Luis: Ramón Lahoz

14021712_10154503026938408_1684872258784042162_nHaznos una pequeña descripción de Ramón Lahoz.
Miro al horizonte y ahí está el castillo de Monzón. Siempre digo gracias y buenos días, sin demandar respuesta, por supuesto. Digo lo que pienso; pero, no siempre lo que siento. Sólo conozco verdad, la mía y la de quienes me rodean. Hago lo que hay que hacer, sin más pensar y sin menos que deber. Si me queréis conocer, no dejéis de hacer deporte y entenderéis mi forma de vida. Y si ser breve dos veces bueno; quien ayuda al otro, dos veces mejor.

¿Qué te ha aportado el deporte, en concreto el baloncesto?
No ha aportado nada en mi vida, porque sería imposible entenderla sin el propio deporte (como practicante y como mero espectador). Desde antes de empezar a practicarlo, siempre me llamó la atención, y nunca he dejado de tenerlo presente en mi día a día. Me ha servido esencialmente para reforzar valores que, desde pequeño, en mi familia siempre se entendieron como fundamentales para ser una “persona” ( respeto,esfuerzo, deportividad, solidaridad, etc.). Yo soy de los que piensa que es más importante considerar en que puedes contribuir al deporte y a los que lo practican, y no esperar a que recibir compensación por su parte. Cien veces se gana y mil veces se pierde, lo importante es seguir siendo mil cien veces  la misma persona. Esa es la principal enseñanza que he recibido del deporte.

Siendo uno de los cuerpos más deseados de esta ciudad, ¿habrás tenido muchas novias?
Después de esta entrevista seguro que mis opciones se multiplican por cero. No soy muy de airear mi vida personal, pero, los que ya me conocen tendrán seguramente la respuesta. Entre los Olímpicos y el barrio del palomar es tan corta la distancia, que Cupido no habrá encontrado dianas a las que disparar. Tampoco es que haya prisa. Los caminos del amor, como los del deporte, son tan intensos como impredecibles. Mejor jugar el partido y disfrutarlo que, simplemente pensar en la celebración.

¿Qué les dirías a esos padres que piensan en sus hijos como futuros “ases” del deporte?
En esta respuesta no sirven metáforas literarias. En el deporte como en la vida, no hay blanco ni negro, simplemente muchas escalas de grises. Hay demasiados factores tanto en la vida como en el deporte como para limitar su existencia al cumplimiento de un reto, sueño u objetivo. El primer paso es averiguar cual es su verdadero sueño, no el que nos gustaría a nosotros. Además hay que entender que esos deseos fluctúan con el desarrollo y la madurez de cada persona, viéndose alterados constantemente según las circunstancias. El deber de un padre es apoyarle, no obligarle, pero siempre desde el realismo más auténtico. El segundo paso es dar al hijo un baño de realidad, donde entienda que no puede conseguirse nada sin esfuerzo. Sin embargo, también hacerle ver que en muchas ocasiones ni siquiera eso será suficiente. El tercer paso y más importante es conseguir que nunca se den por vencidos ante una derrota y que acepten  la frustración, no entendiendo la auto compasión como una solución a sus problemas, sino como el primer paso para volver a iniciar el proceso aprendiendo de los errores previos y adaptándose a las circunstancias que acontecen. Aunque no de respuesta a la pregunta, creo que es una reflexión mucho más importante. Por cierto, los ases no nacen se hacen, y en ese proceso de construcción la familia tiene parte, pero el actor principal es el hijo. Es su vida y gran parte de la nuestra;pero, definitivamente la suya. Por ser hijo ya será campeón para su propia familia, ese será el titulo más importante. Lo demás es para disfrutarlo el mismo y los suyos. Lo demás poco importa.

¿Por qué comenzaste a jugar al baloncesto?
A los nueve años y por casualidad. Un año antes había comenzado a practicar fútbol sala con Manolo Carreño como entrenador. A la temporada siguiente, no recuerdo si por incompatibilidad de horarios o por dificultades para mantener el grupo de entrenamiento en esa misma franja horaria, tuve que elegir otro deporte. Desde ese momento hasta la actualidad, siempre vinculado al mismo club y al mismo deporte; sin dejar de lado otro tipo de actividades deportivas que siempre he intentado compatibilizar con esta. Lo importante no es el porqué, sino el hasta cuando. Cuando un deporte te atrapa es muy difícil dejarlo, sin explicación. Simplemente plena satisfacción.

Tú comida, bebida y música favorita.
Me gusta comer de todo pero las patatas ( fritas, tortilla, asadas, cocidas, etc) siempre han sido mi perdición. Por lo demás la pasta con tomate y un buen pulpito gallego nunca faltan entre mis preferencias. Cualquier bebida no alcohólica va bien;pero, soy un gran consumidor de zumos naturales. “Para cada comida, su bebida”. Me gusta todo tipo de música aunque soy un gran devoto del pop-rock de los 80-90. No soy de modas sino de canciones. Cualquier letra o ritmo que despierte algo en mi es de mi agrado, sin pensar ni en su interprete, ni en su idioma ni en su estilo musical.

Tú, como buen maestro que eres, ¿me puedes decir si se puede ir de Monzón al cielo siguiendo los raíles del tren?
Siguiendo los raíles seguramente si; montando en el tren, lo más probable es que no. El cielo está en el día a día, en la sonrisa de un niño, en el abrazo con un familiar, en la complicidad con un amigo y, por supuesto, en cada recuerdo que nos alegra el alma.

¿De qué revista te gustaría ser portada?
De ninguna. Con la sensación del deber cumplido me doy por satisfecho. No me gusta demasiado la notoriedad; pero, admiro y respeto a los que saben sobrellevarla y la usan en beneficio de los demás no en su propio provecho.

¿De dónde te viene tu afición a la cocina? Porque eres un “cocinillas”, ¿verdad?
Me encanta la comida; pero, desafortunadamente no he podido dedicarle tiempo, aunque realmente me gustaría. Eso sí, en casi todos los sitios conozco un buen restaurante para poder llevaros a comer.

¿Qué es lo que desearías que tus alumnos aprendieran de ti?
Los valores que a mi previamente me habían enseñado. Respecto a lo demás, que cojan lo que les sirva y lo demás lo desechen. Ellos deben crearse su propio aprendizaje, basado en todas aquellas enseñanzas que mejor se adapten a sus cualidades, intereses y necesidades. Cuanto mayor bagaje hayan adquirido de cada profesor, entrenador, monitor y educador ( principalmente el núcleo familiar), más herramientas tendrá para desenvolverse en su vida adulta a la hora de adaptarse a cualquier circunstancia y en todos los entornos y contextos posibles.

Las personas más importantes para ti, son?
La familia , los amigos y cualquiera que necesite que le tiendan una mano. “Trata siempre a los demás como te gustaría que te tratasen a ti mismo”.

Dos momentos inolvidables de tu vida. Uno bueno y otro malo.
Eso lo dejo para mis memorias, si es que algún día me decido a escribirlas. La vida en si es un momento inolvidable, repleto de experiencias y personas irrepetibles que alimentan esa sensación de felicidad.que muchas veces necesitamos para seguir adelante. Seguiré disfrutando del día a día y acumulando muchas más instantáneas que recordar en los momentos más adversos y menos placenteros.

¿Vas por el buen camino?
Voy por uno que no es poco. En la actualidad es más fácil estancarse en un oasis que emprender un camino u otro. Quedarse quieto no es una opción y; menos aún, una solución.


Luis Jalle
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: